EN ES

Abismo

ABISMO / ABYSS

WORLD PREMIERE

WRITTEN BY ABEL GONZALEZ MELO DIRECTED BY CARLOS CELDRAN

WITH LARRY VILLANUEVA, LUZ NICOLAS, GEORGE AKRAM, ALINA ROBERT. 

PERFORMED FROM MARCH 17 -20, 2022 ON.STAGE BALCK BOX AT THE MIAMI-DADE COUNTY AUDITORIUM


all performances sold out!!

Una gran ciudad, hoy en día. A punto de recibir el premio más importante de su carrera, un prestigioso director de teatro es denunciado por abuso. Los detalles son ambiguos pero no tardan en salir a la luz: la prensa filtra la noticia y todas las alarmas se disparan. El abismo de la vergüenza y la mentira va implicando a unos y otros. Las dudas amenazan con hundir para siempre a un hombre que habrá de luchar por su honor y por recuperar la confianza de los suyos.

FEATURED ARTICLE

EL TEATRO DE MIAMI AL BORDE DE UN “ABISMO”
artburst arca images

Posted By Jorge Herrera-Monroy

March 11, 2022 at 11:24 PM

La efervescencia teatral en la capital del sol sigue subiendo conforme avanza 2022. Ante la escasez de espacios, estrenos postergados, reposiciones de obras y nuevos estrenos mundiales hacen fila para subir a escena.

En estos momentos, la compañía Arca Images, en coproducción con el Miami Dade County Auditorium, preparan el estreno mundial de “Abismo” de Abel González Melo en el Black Box del coliseo de Flagler, el 17 de marzo a las 8 y 30 de la noche.

Los miembros de Arca Images comisionaron la creación de esta obra, que trata sobre temas actuales y controversiales. Alexa Kuve, su productora, nos habla de ello y de la apuesta sobre la dramaturgia de su autor.

¿Hay un contrato por varias obras o ha sido por libre elección?

“¡Por libre albedrío!”, nos dice Alexa. “Conocí a Abel encarnando a Silvia Depás en la obra ‘Chamaco’ en 2009. Luego tuve el honor de producir ‘Talco’, con el que obtuvimos el premio a Mejor Obra del Año por El Nuevo Herald en 2010. Hemos hecho recientemente dos colaboraciones más y ahora me reencuentro con Abel y sigo admirando la verdad de sus personajes y sus diálogos directos y precisos. A eso hay que sumarle que es un excelente profesional, siempre yendo más allá de sus responsabilidades y cooperando en todos los aspectos del proceso creativo”.

 

arca images el nuevo herald

En este ‘infierno latente’ la vergüenza y la mentira amenazan con hundir para siempre a un director

Por: Arturo Arias-Polo | 4 de Marzo, 2022

A punto de recibir el premio más importante de su carrera, un prestigioso director de teatro es denunciado por abusos de todo tipo. Los detalles son muy ambiguos pero no tardan en salir a la luz. Entretanto, la prensa filtra la noticia y todas las alarmas se disparan. El abismo de la vergüenza y la mentira va implicando a unos y otros. Las dudas amenazan con hundir para siempre a un hombre que habrá de luchar por su honor y por recuperar la confianza de los suyos. Se trata de Abismo, el texto más reciente del dramaturgo cubano Abel González Melo que tendrá su estreno mundial en el On Black Box del Miami-Dade County Auditorium el jueves, 17 de marzo a las 8:30 p.m. La coproducción de la compañía Arca Images y el MDCA está dirigida por Carlos Celdrán, quien está al frente de un elenco conformado por Larry Villanueva, Luz Nicolás, George Akram y Alina Robert.

“La obra está llena de muchos momentos impactantes. Un amigo la definía como ‘un infierno latente’. Y es verdad. Todo en ella ocurre por debajo, como un latido, una tensión creciente que va intensificándose hasta explotar”, expre

só a el Nuevo Herald Celdrán, cuyo currículo incluye los montajes de Chamaco, Talco, Mecánica y Protocolo, entre otros títulos de González Melo. “Seguir ese crecimiento de la tensión resulta lo más atractivo de la

historia. Ver cómo se cierra el cerco de desprestigio y ataques a un artista renombrado solo a partir de posts en las redes, suposiciones e intrigas, es revelador y muy perturbador”. Al referirse al tratamiento escénico, el director anticipó que el público verá una puesta despojada de elementos superfluos y

concentrada en develar ese infierno latente que está en cada una de las situaciones que se presentan mientras avanza la acción. “Es una puesta que intenta componer con la mayor precisión posible el oscuro

andamiaje ético de las relaciones humanas de este grupo de teatro, donde la trama está anclada. Un microcosmos que sirve al autor como metáfora del mundo actual, de su locura, de su obsesión por la pureza y el control del comportamiento humano”, observó el director cubano.

Celdrán, residente en Madrid, 

es director de Argos Teatro, una de las compañías cubanas más prestigiosas de la isla en el último cuarto de siglo. Los aficionados al teatro de Miami lo recuerdan por sus presentaciones de Diez millones, de su autoría, y Aire frío, de Virgilio Piñera. Por su parte, la actriz Alexa Kuve, fundadora de Arca Images, señaló que la obra tiene todas las de ganar el favor de la audiencia por múltiples razones.

“Pienso que Abismo gustará al público porque aborda un tema importante que exige una conversación necesaria sobre un tema de actualidad, que además pone el juicio final en manos de los espectadores. A todo esto se suma que tenemos equipo técnico y artístico inmejorable”, dijo Kuve, tras afirmar que si le comisionó la obra al autor fue porque confía plenamente en él.

“Abel no solo es un hombre enterado de los temas de actualidad, sino que también posee una habilidad especial para desarrollar personajes con los que todos podemos identificarnos de una u otra manera”, destacó la actriz . González Melo vive en Madrid. Su extensa obra también incluye Ubú pandemia y En ningún lugar del mundo. A lo largo de su trayectoria ha recibido el premio Casa de las Américas 2020 por su drama Bayamesa y el Premio Cultura Viva de Madrid 2012, por el conjunto de su trabajo. En tres ocasiones ha ganado el Premio de la Crítica Literaria en Cuba por los libros Festín de los patíbulos. Poéticas teatrales y tensión social, Sistema y Mecánica.

Arca Images celebrará en mayo su vigésimo primer aniversario con la presentación de Mozart y Salieri, de Alexander Pushkin.

En julio tendrá el estreno mundial de Kisses Through the Glass, de Nilo Cruz. Las funciones de ‘Abismo’ son habladas en español con traducción simultánea en inglés. ‘Abismo’. On.Black Box del Miami-Dade County Auditorium. 2901 W. Flagler St. Desde el 17 hasta el 20 de marzo. Jueves, viernes y sábado 8:30 p.m. / Domingo 5 p.m. Boletos: $30 (general) y $25 (tercera edad, estudiantes y grupos de más de 10 personas) Informes: 786-327-4539 o www.arcaimages.org

Read more at: https://www.elnuevoherald.com/entretenimiento/article259052693.html#storylink=cpy

"Abismo", el nuevo desafío teatral que pone en jaque a Alina Robert

16 de marzo de 2022 – 11:03  – Por CAMILA MENDOZA

La actriz conforma el elenco de la obra “Abismo”, donde el abuso, la denuncia y el escándalo mantienen al espectador y a los personajes en una cuerda floja.

MIAMI.- Con una propuesta escénica que busca sumergir al público en un universo de relaciones interpersonales donde la sospecha, el abuso, la deslealtad y la mentira son protagonistas, Abismo, obra de teatro protagonizada por Alina Robert, Larry Villanueva, Luz Nicolás y George Akram, transparenta un infierno que devela y hace visible los estados más sutiles y dramáticos que atraviesa el ser humano.

Listos para estrenar este jueves 17 de marzo en el Black Box del Miami-Dade County Auditorium, la pieza escrita por Abel González Melo, dirigida por Carlos Celdran, y producida por Alexa Kuve, aborda el escándalo por el proceder de un director de teatro que es denunciado. Hecho que exalta el escrutinio social, público y jurídico frente a una denuncia en la que se entregan detalles ambiguos de los cuales la prensa y las redes sociales filtran y tergiversan la verdad.

“Definitivamente el tema es muy sensible, y cada persona que se vea involucrada en una situación tan dramática como esta podría vivirla de forma muy diferente. El director Carlos Celdrán ha sido muy específico en su visión y dirección, lo que ha permitido hilar esta puesta en escena junto a un genial elenco de actores que me acompañan en un viaje lleno de incertidumbres, dudas, desasosiego y reflexión”, dijo Alina Robert a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Sobre la obra

Caminando de forma constante en una cuerda floja, según explicó Abel González Melo, escritor de la pieza, Abismo ubica al espectador en una sociedad marcada por la doble moral y que cada vez está más preocupada por “la apariencia que por la esencia” y más interesada en “acusar que en comprender”.

“El mayor desafío que enfrento como actriz en la obra es la situación en la que se encuentra Lorena, el personaje que interpreto. Le doy vida a una mujer que transita por episodios muy duros como la pérdida de su madre, el enfrentamiento al escrutinio público, a su padre, una ruptura amorosa, y el tener que criar una hija. Además, eso se suma a la cuerda floja en el que se encuentra su futuro profesional debido a un escándalo público. Esta obra constituye un desafío ya que debo enfrentar un abismo de sentimientos. Lo comparo con tirarme de un paracaídas, por el vértigo, me refiero”, dijo Alina.

Dirigida por Carlos Celdrán, la pieza invita a observar con mayor pensamiento crítico a los medios de comunicación, y analiza las nuevas maneras de documentar mediante las redes sociales los eventos que acontecen.

“Siempre he sabido que las redes sociales son una herramienta con un alcance muy poderoso. A veces a uno se le olvida la magnitud de estas plataformas, precisamente porque pone en un cristal y expone al juicio público desde la vida privada hasta la publicidad de un evento. En este caso, la obra que presenta un tema contemporáneo no puede evitar mencionar las redes, porque ahora mismo estas plataformas son la fuente de información, publicidad y noticias más importante para las nuevas generaciones. Por eso es muy delicado cómo se usan”, reflexionó la actriz, quien además destacó el argumento de la pieza y su dirección.

“El tema es muy interesante, polémico, y queda abierto al análisis del público para que el espectador saque sus propias conclusiones. La obra presenta una acusación muy grave, e invita a reflexionar sobre la forma en la que se plantea, y todo lo que implica moral y legalmente para el acusado y sus cercanos. Es un tema muy delicado porque la opinión pública cumple un factor primordial ante la ausencia de pruebas”, adelantó la actriz sobre la trama.

“Me sentí muy seducida al saber que la obra era dirigida por Carlos Celdrán. Conocía su trabajo por referencia y me ha encantado compartir con él. Ha sido muy satisfactorio poder hilar este personaje de su mano, entendiendo los matices y planteando una puesta en escena llena de sentimientos, trazos, y movimientos que logran una partitura armónica y llena de verdad”, finalizó.

La obra Abismo se presenta del 17 al 20 de marzo en el On.Black Box del Miami-Dade County Auditorium, 2901 W. Flagler St., en Miami. Para más información, visite www.arcaimages.org

https://www.diariolasamericas.com/cultura/abismo-el-nuevo-desafio-teatral-que-pone-jaque-alina-robert-n4245120

PRIMER PLANO

“Abismo”... la cuerda floja por donde el público camina. (por Wilfredo A. Ramos)

POR GASPAR, “EL LUGARENO” | Saturday, March 19, 2022
Siempre que asistimos a una representación teatral, algo de intriga y misterio rodea el bendito acto de cruzar las puertas de ese coliseo, en el que, al igual que un templo, seremos partícipes de un sagrado acto: el del teatro. No por gusto esta manifestación artística, tan antigua como el hombre mismo, tuvo en sus orígenes un carácter ritual-religioso y ha acompañado al ser humano en todo el transcurso de su evolución hasta nuestros días.
 
Si bien el teatro ha sido hecho en calles, plazas, anfiteatros, atrios de iglesias, bodegas, salones de palacios, es en el escenario de esa edificación que le roba el nombre, TEATRO, donde este llega a su total estado de esplendor y realización, tal y como lo conocemos actualmente. Con estilos diferentes y maneras diversas de enfrentar su realización, el mismo no ha dejado de ser una de las principales y más complejas forma de plasmar la vida de ese ser humano, obsesionado siempre por analizar, celebrar o poner en duda los acontecimientos que rodean y arman su vida cotidiana. Es por ello que el teatro es sin duda reflejo del alma humana, es un pedazo de su vida mostrada arriba de esas sagradas tablas, donde el límite entre ficción y realidad se pierde. El teatro es vida.
 
Y vida, muy cruda por cierto, es lo que encontramos en el texto del dramaturgo cubano radicado en España, Abel González Melo, el cual ha sido llevado a la escena del On-Stage Black Box del Miami Dade County Auditorium. Con el nombre de “Abismo… una cuerda floja”, el autor sumerge a los asistentes a la representación de su obra en un fuerte marasmo de emociones, que posiblemente dejen a nadie indiferente. Las intrigas, las culpas, la envidia, los rumores, las dudas, se pasean a través del argumento de la mano del orgullo, la nostalgia, el dolor, la superficialidad, lo políticamente correcto, creando un atormentante laberinto para el cual no habrá salida posible que no sea el escarnio público, el desprecio, el odio y quizás hasta la muerte.
No voy a hablar del argumento, como si ha sido hecho ampliamente en toda la promoción de esta obra, eso lo dejo para que sea descubierto por quien tenga la posibilidad de ocupar una butaca y enfrentarse a esta excelente puesta en escena, solo agregaré que estamos en presencia de un texto donde la acción ocurre dentro de los muros de un teatro, donde el lenguaje a hablar será el del teatro y los problemas a tratar están en relación con el teatro aunque vistos desde una muy peculiar, actual y preocupante perspectiva que convertirá dicho microcosmos en el posible centro de nuestros propios mundos.
 
Para llevar a las tablas este otro magnífico texto de González Melo, se ha tenido el acierto de contar con la participación del director cubano Carlos Celdrán, quien en Cuba está al frente de la compañía Argos Teatro, colectivo reconocido no solo en el ámbito teatral de ese país sino internacionalmente, por sus excelentes adaptaciones de grandes títulos de la dramaturgia internacional y por ser él mismo, una figura de relieve en el mundo del teatro, lo cual está avalado por haber sido escogido por los miembros del Instituto Internacional del Teatro (ITI) en el año 2019 para que redactara el mensaje por el Día Mundial del Teatro.
 
Celdrán es un director con un sello muy personal a la hora de enfrentar su labor, debido a la manera como conduce el trabajo actoral, el cual lo enfoca en la rigurosa observación hacia el actor y a como este interioriza su personaje, dejando a un lado lo superfluo, lo externo, todo aquello que oculte la esencia psicológica del mismo, lográndolo por medio de pocas indicaciones, las necesarias solo, de manera que el intérprete llegue a reconocerse así mismo en el camino de construcción de su propio personaje. Algo muy importante y necesario de destacar es que para este director el teatro es un laboratorio en el que siempre hay que ir probando, arriesgando, para llegar al resultado deseado y con ese espíritu contagiar a los integrantes de sus elencos. Carlos Celdrán se define a sí mismo como un ‘orfebre’ y esto según sus propias palabras debido a que: “Hay quien dice que Dios está en los detalles y en el teatro eso es clave. Si no cultivas el perfeccionismo y gusto por el detalle, no es válido.”
 
La responsabilidad de dar vida a los personajes de Adolfo, Isabel, César y Lorena, ha correspondido a Larry Villanueva, Luz Nicolás, George Akram y Alina Robert, cada uno con una variada y destacada trayectoria actoral tanto sobre los escenarios como en la televisión y el cine.
 
Villanueva, quien que como actor y director es un habitual en las puestas de Arca Images por ser cofundador de esta casa productora, asume en esta ocasión el complejo rol del famoso director teatral a punto de recibir un premio por su larga y fructífera carrera, para quien el teatro es todo su mundo, incluso para a través de él olvidar sus dolores personales y quien, inesperadamente ve ese mundo derrumbarse producto de la difamación, las calumnias, las acusaciones, las hipersensibilidades o visiones de un nuevo mundo de cristal para quien lo cotidiano se convierte de repente en rechazable y donde cualquier acción, cualquier palabra puede ser vista como una agresión.
El actor enfrenta su personaje con los elementos que le ofrece la experiencia propia en su vida real, recordemos que estamos viendo teatro hablar del teatro, por lo que su entrega se nos ofrece de manera orgánica, real. El director está interpretando al director. ¿A que más realidad podríamos aspirar? Su personaje muestra el tormento personal y profesional desde los primeros instantes en el escenario. Su solo en un momento de la obra, en supuesto y real diálogo con el público de su teatro, con nosotros, donde trata de ofrecer una explicación sobre su próxima obra a estrenar, “The Crucible” (conocida como Las Brujas de Salem), de Arthur Miller y lo que para él es un imperdonable pecado al ver cambiado el título original por uno que considera barato, que maltrata el contenido que el autor trató de denunciar, el cual tiene relación con cualquier momento de la vida en donde se violenten los valores de la verdad, tergiversando los roles de víctima y victimario, resulta en una demostración de la gran madurez de este actor.
 
La actriz española residente en Washington, Luz Nicolás, da vida a Isabel, presidenta de la junta directiva del teatro y compañía que son el núcleo de la obra. Ella será la parte administrativa, la gestora, la menos artística, pero la más política, la que tiene sobre sus hombres la gran responsabilidad, ‘la carga’ de mantener dicho legado familiar. Su personaje se muestra preso de contradicciones, muy humanas por cierto, pero que llegan a violentar los conceptos de lealtad y amistad, haciéndolos estallar, siendo arrastrado junto a esa marea de linchamiento mediático hacia su otrora condicional amigo. La actriz aporta veracidad a su trabajo, partiendo de una certera labor en el condicionamiento de sus diálogos y otorgándole un fuerte significado a sus pausas y silencios, con los que va construyendo su difícil camino de transformación. Su personaje se convierte a la vez en víctima y victimario, producto de su complicado papel en medio de una trama de la que va a formar parte y de la que se siente incapaz de poder sobrellevar el agobio de su peso.
 
Lorena, será el personaje que hará vivir sobre las tablas Alina Robert, joven actriz cubana que a través de su carrera ha encarnado diversos roles empeñando en ellos una interesante labor, convirtiéndola en una actriz buscada por diversos directores tanto sobre las tablas como en la gran pantalla. En el rol de la hija del director, Robert entrega sinceridad y credibilidad a su personaje, teniendo la difícil responsabilidad de tratar de aportar una neutralidad que cada vez ve más resquebrajada ante la imparable avalancha de quejas y denuncias hacia su padre, a quien también del lógico amor filial, admira como profesional. Diversos conflictos enturbian su vida, el repentino suicidio de su madre, la separación y una casual infidelidad de su esposo, los problemas que van arrastrando a su padre hacia un abismo, su amor por el teatro y su sentido de profesionalidad. En todo momento esta actriz hace gala de sinceridad escénica, para sin alardes sentimentales dejar claro sus conflictos internos.
 
George Akram, actor venezolano, es el cuarto elemento de este cuadro actoral, encarnando a César, esposo de Lorena, yerno del director, a quien este le ha entregado un importante papel dentro de la obra próxima a estrenar, acción también vista en el transcurso de la trama como posible elemento provocador del caos reinante. En su desarrollo, el personaje se mueve entre el agradecimiento al profesor, su relación familiar con él y el pertenecer a esa generación actual donde las diversas plataformas sociales llevan el peso de la sociedad. Akram nos regala un personaje discreto, sin mucho conflicto ni desarrollo psicológico, pero defendido con honestidad, que va a reforzar el cerco que terminará por aumentar la intensidad del conflicto.
 
Con respecto a la puesta en escena de Celdrán, es fácil para los que conocemos de su metodología de trabajo por haber asistido a sus presentaciones o ensayos con anterioridad, reconocer su poderoso sello en el escenario. La sobriedad acompaña este trabajo desde principio a fin, tanto desde el punto de vista del trabajo con los actores, como en el de la misma concepción de escenografía y luces. Si bien la primera lleva la firma de Jorge Noa y Pedro Balmaseda, de Nobarte, habituales ya en estas lides escenográficas, en esta oportunidad se nota el estricto y bien pensado concepto del director de la puesta a la hora de permitir el trabajo imaginativo de los diseñadores, el cual contribuye sin mucho esfuerzo a mostrar el verdadero ambiente de un teatro, desde el mismo teatro. En cuanto al diseño de luces, este en manos de Ernesto Pinto, un profesional de ya larga trayectoria, supo conjugar a la sobriedad del escenario, el papel rector de las luces, creando principalmente atmósferas locales, bien concentradas en su función de concebir espacios específicos y de añadir intimidad a determinados momentos del desarrollo argumental. Las luces nos hablan también en esta puesta, ayudando a poner de relieve los conflictos y sentimientos de cada personaje. La sobriedad en el uso del color de dicho ambiente lumínico, solo utilizando luces blancas y azules, si acaso algún ambar perdido, modeló el espacio adecuado para tan sobria puesta en escena.
 
Si en el comienzo de la obra, costaba algo de trabajo poder escuchar y entender bien el diálogo entre los actores, debido a las grandes dificultades acústicas que presenta la sala, durante el transcurso de la obra este aspecto fue superado, debido claro está al aumento en el ritmo de la acción dramática que obligaba a que las emociones se fueran desbordando cada vez con más furia. No obstante, este es un aspecto que no solamente el director tiene que tomar en cuenta y tratar de resolver, sino que los actores deben tener muy presentes, sabiendo de antemano los defectos del espacio de representación, algo a lo que bien se le da solución con una mejor proyección de la voz y articulación de las palabras, que en ocasiones los propios actores olvidan envueltos como están en la piel de sus personajes. Son estos diversos detalles los que hacen el todo del trabajo del actor y que por ende nunca deben dejar de tenerse en cuenta.
 
Con esta obra, Abel González Melo, ha querido una vez más llamarnos la atención de conflictos que inciden de manera violenta en la sociedad contemporánea, ya no cubana como en otras de sus obras, sino mundial, el poder de las redes sociales sobre las opiniones de los hombres y mujeres de hoy en día, el gravísimo peso de las opiniones o acusaciones que en un abrir y cerrar de ojos se convierten en virales y arrasan con la moral, la dignidad y la vida de cualquier ser humano. Este valiente texto expone el transgresor cambio de los paradigmas éticos en una nueva generación que estalla como cualquier quebradizo cristal ante la mínima lectura de duda, hechos de poca trascendencia en el pasado, puede convertirse por obra y gracia de esta vuelta de tuerca, en un crimen horrendo que no permita la duda o de cabida al análisis de variantes en las posibilidades de un acercamiento a la verdad. La obra denuncia el extremo al que hemos llegado en nuestros días, donde la víctima se erige en verdugo implacable del victimario, dejando anulado el postulado jurídico de ‘que todo acusado es inocente hasta que no se compruebe su culpabilidad’ . La realidad plasmada en este texto dramático no da cabida sino a una sola verdad para la que no se encontrará discusión alguna. Terrible mundo el que nos ha tocado vivir.
 
Quiero cerrar, agradeciendo una vez más a la casa productora Arca Images y a su directora Alexa Kuve por permitirnos frecuentemente disfrutar de interesantes y logradas propuestas teatrales, lograr que los actores de la ciudad puedan subir a las tablas, así como poder acceder al trabajo de actores y directores de otras latitudes que nos permitan enriquecer nuestro espectro teatral, al tiempo que felicitarlos por arribar a los veintiún años de trabajo ininterrumpidos en aras de hacernos partícipe de esa sagrada manifestación artística que alimenta el espíritu en el altar del TEATRO.
 
http://www.ellugareno.com/2022/03/abismo-la-cuerda-floja-por-donde-el.html?m=1
 
 
Facebook
Twitter
LinkedIn