The Color of Desire captures the last moments of an island on the brink of change. Set in 1961, Cuba, at the beginning of the revolution, where a dashing American businessman hires a young Cuban actress to play a role unlike any she's ever had: the woman he loved and lost. This play is vibrant exploration of the lost love affair between America and Cuba.

Un telón de gasa roja vuela de un lado al otro del escenario dándole paso a una ciudad de oropel imaginaria que agoniza en el tiempo... La Habana y asimismo, da pauta de entrada a los nueve personajes que se ubican en la escena bailando en su tiempo teatral para contarnos parte de sus vidas... de sus deseos, sus anhelos, sus frustraciones y sus pedidas a través de  Belén-Alexa Kuve; Albetina-Teresa María Rojas; Leandra-Zully Montero; Carolyne-Anna Silvetti; Preston-Ariel Texidó; Orlando-Roberto San Martín Oscar-Serafín Falcón; Presentador y mesero-Andy Barbosa y Joven-Alexei Reyes.

 

La trama de "El Color del Deseo" se desarrolla en la atmósfera del calor tropical cubano... sólo que en un espacio intimo, de 250 personas, en el "On Stage Black Box" del Miami Dade County Auditorium, en una noche que no estaba a su máxima capacidad.

 

ATRÁS DE LA HISTORIA  DE "EL COLOR DEL DESEO"

 

The Color of Desire ("El Color del Deseo") de Nilo Cruz tiene su propia historia, su propio devenir de varios años de vida, es como la misma historia de esta puesta que está escrita por escenas o capítulos.

 

El argumento de esta obra fue armado por el autor Nilo Cruz, después de un largo estudio histórico en la Universidad de Miami, sobre lo ocurrido en Cuba en 1960. El texto original, fue concebido en primera instancia en inglés para un grupo teatral de Washington, pero fue realmente en Miami en donde tuvo cabida y buen recibimiento.

 

Su estreno mundial se dio bajo el título "The Color of Desire" y se llevó a cabo en octubre del 2010 en el Actors' Playhouse at Miracle Theater en Coral Gables en Miami. A pesar de que la primera puesta fue en inglés, la presencia de actrices y actores de origen cubano fue notable.

 

Hannia Guillen (Belén), Teresa María Rojas (Albetina), Irene Moreno (Leandra) y Sandor Juan (Orlando) acompañados por Jim Ballard (Preston), Bárbara Sloan (Carolyne) Michael Serratore (Oscar) y Nick Durckart (presentador, mesero y joven militar) dirigidos por el experimentado David Arisco.

 

La escenografía fue de Sean McClelland; Vestuario Ellis Tillman; iluminación Patrick Tennant y sonido de Alexander Herrin. En ese momento, la producción fue calificada por la critica como excelente.

 

No así la actuación, la mancuerna de Hannia Guillen y Jim Ballard, fue señalada por su falta de conexión actoral y fuerte tensión laboral entre ellos.

 

Un año más tarde, en 2011, The Color of Desire (El Color del Deseo) viajó a la gran manzana y fue estrenada mundialmente en español bajo la producción de Repertorio Español y el auspicio de The Cuban Cultural Center de Nueva York. De noviembre 7 a diciembre 16 de ese año, el recinto del Gramercy Arts Theatre, con capacidad de 140 butacas, localizado Off Broadway, abrió sus puertas y dio cabida por 12 funciones al elenco de The Color of Desire.

 

Sólo Hannia Guillen, de la primera puesta, repite en el personaje de Belén; mientras que uno nuevo elenco encabezado por Ed Trucco (Preston), Ana Margarita Martínez Casado (Albetina), Maggie Bofill (Leandra), Raúl Durán (Orlando), Frank Rodríguez (Oscar) y Jerry Soto (presentador, mesero y joven militar) dan vida de nuevo a los personajes bajo la dirección del venezolano Michel Hausmann.

 

La escenografía de Edwin Ermini e iluminación y vestuario de Robert Federico. A pesar que esta puesta fue en Nueva York, dicha versión fue hecha en español con traducción simultánea al inglés. Los periodistas teatrales y de espectáculos de esta ciudad dieron buenas críticas y premios a esta puesta en escena.

 

Durante cuatro años, "El Color del Deseo" guarda silencio hasta este 2015, que el propio autor Nilo Cruz, ganador del premio Pulitzer de Drama 2003, por "Anna in the Tropics" (Ana en el Trópico) le vuelve a dar vida. Primero, como una lectura dramatizada la noche del 15 de abril en el Miami Dade County Auditorium con un elenco conformado por Teresa María Rojas, Isabel Moreno, Alexa Kuve, Ariel Texidó, Martha Picanes, Roberto San Martín y Ernesto Tapia, como un adelanto de lo que podría ser una futura puesta en escena.

 

En su momento, el mismo dramaturgo y director teatral cubano Nilo Cruz, comentó “Pensamos llevarla a escena... pero hoy proponemos una lectura dramatizada que servirá como ejercicio vital”.

 

Después de cinco meses de espera, y 4 semanas de ensayos, ajustes en elenco, guión, vestuario, dirección y producción "El Color del Deseo" vuelve al escenario por seis funciones del 5 al 15 de noviembre 2015 bajo la coproducción de Arca Images y el Miami Dade County Auditorium.

 

A diferencia de las dos puestas en escena anteriores, Miami 2010 en inglés y Nueva York 2011 en español, Nilo Cruz asume, en esta tercera ocasión, la dirección de la obra en el On Stage Black Box ubicado a espaldas del Miami Dade County Auditorium dejando la responsabilidad del diseño de escenografía a Fernando Teijeiro; de luces (iluminación)  Carlos Repilado; Vestuario Gema Valdés; sonido Otis Hooper y el mismo Nilo Cruz y la Producción General en manos de Alexa Kuve.

 

ADELANTE DE LA HISTORIA DE "EL COLOR DEL DESEO"

 

Qué podemos encontrar en el reestreno de "El Color del Deseo", en su cuarta versión? Una "paleta de pintor", llena de colores y emociones... un arcoiris de sentimientos reprimidos... que van desde existir, amar, corresponder, bailar, disfrutar, gozar la sensualidad extrema, jugar y apostar suerte y fortuna en los casinos nocturnos habaneros hasta el malabarismo militar de intimidar, someter, amenazar, dominar, ultrajar... Al final, solo dos opciones, que quizás puedan ser hipotéticamente tres, huir desposeído o morir, día a día, con la ligera esperanza de que algo o alguien entre al rescate y ayude a salir...

 

El teatro de Nilo Cruz busca siempre mantenerse vivo en el pasado, pero tratando de escapar de la realidad que atormenta y buscando una huida desesperada hacia un futuro incierto que no se elige sino que se impone por las circunstancias socio- político-históricas de momento.

 

En el teatro la asfixia política - emocional ocurre vertiginosamente, en donde el amor no es cómplice de anhelos sentimentales y la esperanza tiene pinceladas cómicas de huida que se convierte en una cruda realidad carcelaria externa en lugares vigilados en un régimen totalitario.

 

Lo que cuenta la obra que ocurrió en Cuba sucedió y ya se sabe. Los días sucesivos a la instauración de la llamada revolución, esta nación caribeña comenzaba a vivir la nacionalización de las empresas y la confiscación de propiedades, la pérdida de todo y de lo más importante... la libertad.

 

Aunque el autor apuesta por el equilibrio de la trama, escenas simplistas y ocurrentes rompen con la seriedad y el "sopor de la misma" y brindan "dejos de comicidad" a través de los personajes de Albertina, Leandra y Carolyne que roban sonrisas y aligeran una larga puesta en escena de aproximadamente dos horas.

 

Para comprender "El Color del Deseo" hay que dejar libre la imaginación y la fantasía, tanto para entender las metáforas teatrales de autor y como su nueva puesta en escena. En 2015, Nilo Cruz es más cerebro y más motor de esta obra... Con un elenco 90 por ciento cubano, a excepción de la venezolana Alexa Kuve y la catalana Anna Silvetti, los demás son nacidos en la isla o en Miami con raíces cubanas y que son parte de las producciones de Arca Images. Asimismo pasa con el experimentado grupo de creativos en (escenografía, iluminación, vestuario y sonido)... equipo e trabajo que ha compartido con Nilo Cruz anteriores puestas en escena como por ejemplo, la más reciente, Belleza del Padre (2015).

 

El uso de "Black Box" (espacio negro de telones, bambalinas, diablas, piernas y entrepiernas) permite una "escenografía simple, barata, pero creativa e inteligente" conformada por un pantalla gigante de proyección que baja y sube, y que nos tiene presente ese personaje misterioso e inusitado de Emily...

 

Ocho sillas multifuncionales que tanto ambientan y dimensionan un casino, un salón de baile, un cabaret, una sala de casa, la de Preston Thomas, como un taller de costura, el de Albertina y Leandra. Se suma a la escenografía un enorme candelabro teatral, cómplice de todo los momentos, seis largas cortinas blancas (entrepiernas) y un telón de gasa rojo que marca principio, interacto y final son esenciales en esta obra.

 

Mención aparte, la música de la obra y el medio telón que levanta durante el segundo acto y permite ver la profundidad teatral de Miami-Dade County Auditorium desde 'backstage" y sus 2,372 butacas como un "adorno genial" de "El Color del Deseo", el cual es aderezado por una banda sonora.

 

Collage musical creado por el propio autor-director, que incluye Aquellos ojos verdes, en la voz de Nat King Cole y Mambo No. 8, de Pérez Prado, entre otros temas, que "armoniza y aromatiza" esta puesta en escena que nos recuerda en tiempo y espacio... La Habana... 1960.

 

 En la búsqueda de atraer mayor audiencia "El Color del Deseo" corre de nuevo en dos idiomas, español en la escena e inglés en traducción simultánea.

 

Esta obra fue escrita originalmente en inglés, por lo tanto, su traducción al español fue hecha por el propio autor y la actriz Teresa María Rojas, con quien Nilo Cruz conserva una estrecha relación profesional y de amistad, Tan esa así que ella es la única que ha participado en tres, en 2010 en inglés y abril y noviembre 2015 en español, de las cuatro veces que "El Color del Deseo" (The Color of Desire) ha estado en escena con el personaje de "Albertina", el cual encarna en forma genial y adorable.

 

Mientras que Zully Montero (Leandra), es la pareja perfecta de Albertina, como una actriz retirada y diseñadora de vestuario. Lo único que desea es que su sobrina Belén se vaya... que huya de Cuba. La vasta experiencia de Zully Montero permite a la actriz darle vida a una Leandra espléndida y convincente.

 

Con respecto a las actuaciones de los demás del elenco son excepcionales. Alexa Kuve, quien es además la productora general de la obra, le da vida a Belén, una muchacha que quiere ser actriz y que sin proponérselo se involucra en un juego de amor-fantasía que la lleva a convertirse, primero en una mujer apasionada, después enamorada y final abandonada en el desamor, desde donde fija de nuevo la mirada en el amor pero en la fantasía distorsionada que llega en bicicleta como la que acaba de huir, de perder.

 

Ariel Texidó, vuelve a  trabajar con Nilo Cruz, pero ahora como Preston, un personaje que poner en juego sus convicciones. Pasa de ser un ambicioso empresario estadounidense de turismo a un hombre desesperado a punto de perder todo lo material y que sólo se aferra el "consuelo" del amor perdido de Emily a través de la fantasía y obsesión amorosa con Belén, relación que termina en desesperanza, huida y separación.

 

Carolyne (Anna Silvetti) y Oscar (Serafín Falcón) resultan ser pareja antagónica de Belén y Preston. Estos italo-estadounidenses son una mancuerna sentimental ingenua, ingeniosa y despilfarradora que viven en carne propia la confiscación de sus bienes, la casa familiar, y el descubrir que Cuba ya no será más la trastienda de sus excesos. Anna Silvetti, sorprendente, camaleónica y simpática, Ahora en un personaje de una gran soltura. Muy distantes de los intensos, encarnados en "Belleza del Padre" y "El Principio de Arquímedes".

 

Mientras que Serafín Falcón, repite con elenco en otra producción de Nilo Cruz, previamente había actuado en "Tsunami" y "Hurricane". Ahora en "El Color del Deseo" da vida a Oscar un hombre maduro, gigolo y por momentos vividor que lo único que le interesa es el lujo y la diversión.

 

 En "El Color del Deseo" del 2015, Nilo Cruz hacer cambios en vestuario y reparto de personajes.  Los uniformes verdes militares desaparecen en dos de sus personajes, Orlando y el Joven. Gema Valdés, la diseñadora  de vestuario, se encarga de darle aspectos civiles a ambos personajes.

 

El aspecto militar de Orlando caracterizado Sandor Juan, versión en inglés de Miami 2010, y Raúl Durán, en español de Nueva York 2011, cambia radicalmente de un atuendo castrense de la Revolución Cubana a una apariencia de un agente infiltrado, presunto amigo de todos y de nadie, al servicio del régimen. El clásico hombre ambicioso, oportunista con espíritu totalitario en busca reclutar mentes claves a toda costa.

 

El malabarismo maligno de someter, intimidar, amenazar, dominar y ultrajar de Orlando es descubierto por Preston, quien no se presta a dicho juego. La responsabilidad de darle vida a este personaje recaen, en esta ocasión, en Roberto San Martin, base del elenco de Arca Images, quien ya ha trabajado en dos puestas anteriores de Nilo Cruz.

 

A diferencia de la primera y segunda versión de "El Color del Deseo", en donde los personajes del presentador, mesero y joven militar recaían en un solo actor.

 

En esta versión 2015, el actor  y modelo Alexei Reyes, encarna solamente a ese joven, pero en esta ocasión, no tiene aspecto ni uniforme militar sino el de el nuevo turista, de esos que ahora están yendo de nuevo a Cuba a divertirse, pero con atuendo de los años 60. Debut teatral de Alexei Reyes en esta producción con una intervención mínima.

 

La experiencia y el talento de casi todo el elenco quedó demostrado. Solo una excepción, Andy Barbosa, quien demostró cierta falta de concentración. Mientras que como Presentador lució jocoso y bailador, como mesero estuvo trastabillante e inseguro en algunos de sus parlamentos. Parte del libreto?, o "Gajes del oficio"?, si esta de ex profeso en el guión... genial y sino detalles de tomarse en cuenta.

 

La química actoral entre el elenco se nota y asimismo el trabajo de Isabella Lisboa. A diferencia de las puestas anteriores en donde los finales eran asfixias política-teatrales, en versión 2015, la conclusión resulta esperanzadora, o quizás no, porque la nueva obsesión amorosa-emocional que abre Belén con su nuevo romance se asemeja en mucho a la relación codependiente que han mantenido Cuba y Estados Unidos por años.

 

De lamentar, que las temporadas teatrales de las obras de Nilo Cruz sean tan cortas. En esta ocasión, solo en seis funciones unos cientos de "privilegiados" hemos tenido el honor de ver "El Color del Deseo" cuando debería de ser miles los que conocieran y disfrutaran las aportaciones de este dramaturgo cubano, amante del teatro con antiguo estilo chejoviano pero que puesto en escena, se vuelve contemporáneo y vigente. Me voy!!!

 

"El Color del Deseo" de Nilo Cruz, bajo la dirección del autor. Producción General de Alexa Kuve para Arca Images y Miami Dade County Auditorium, en el On Stage Black Box (2901 W Flagler St. detrás del teatro). Para más información: 786-327-4539.

 

Source: http://conunsaborhumano.blogspot.mx/2015/11/teatro-el-color-del-deseo-un-mundo-de.html?m=1

 

TOP

Nilo Cruz recrea en El color del deseo –hermoso y enigmático título que me hace pensar en El color del verano de Reinaldo Arenas–, el comienzo de la destrucción de los cimientos de la democracia –y de la libertad– en Cuba por parte de la incipiente dictadura de Fidel Castro. Corre el año 60, el segundo de la toma del poder y, a la par de los fusilamientos sumarios comienzan las llamadas “nacionalizaciones” de empresas –muchas de las intervenidas eran ya de “nacionales”, así que resultaba difícil de entender– y negocios. Preston (Ariel Texidó), un joven y exitoso norteamericano, sabe que está a punto de perderlo todo, que no tendrá más remedio que partir, como muchos ya están haciendo, pero acaba de sufrir una gran pérdida –el amor de su vida lo ha abandonado– y se obsesiona con Belén (Alexa Kuve), una muchacha que quiere ser actriz. Entonces le propone un extraño juego, que interprete exclusivamente para él al amor perdido –se proyectan imágenes evocadoras–. Otra pareja de norteamericanos algo ingenuos, Oscar y Carolyne (Serafín Falcón y Anna Silvetti), que no comprenden del todo lo que está sucediendo, permiten ver otra faceta del conflicto –la confiscación de la casa familiar–. Hay un presunto amigo, Orlando (Roberto San Martín), que representa la otra cara de la moneda, el oportunismo y el militarismo ramplón.

 

Al comenzar la obra, se aprecia el extenso escenario prácticamente vacío. Solo un grupo de seis sillas a la derecha y otras dos, algo más señoriales, con brazos, a la izquierda. Por un momento temí, antes de que comenzaran a entrar los actores, que iba a presenciar otra obra más “minimalista” –término usado con frecuencia para encubrir la falta de recursos o de imaginación, que no era el caso–; pero pronto aquella sensación se esfumó. Primero con la entrada de Leandra y Albertina (Zully Montero y Teresa María Rojas) que convirtieron en hogar un sector del escenario con la sola utilización de una tela roja y su presencia, que ya es mucho decir. Más tarde, la magia del teatro con todo su poder, se apoderó de los espectadores cuando al descender seis cortinas blancas, que escoltaban una impresionante lámpara de innumerables brazos, el recinto se transformó en pista, en casino, en cabaret. Y el presentador (Andy Barbosa), bailó, cantó, y animó a la concurrencia.

 

De El color del deseo se hizo este mismo año una lectura dramatizada aquí en Miami. Hace unos años se había estrenado en inglés. La obra dirigida por el propio autor, ganador del premio Pulitzer 2003, con un elenco de lujo, consigue llevar al espectador la atmósfera de una época convulsa. El temor y la incertidumbre con los que se vivía. Retrata el comienzo del caos. Algunos personajes están tratados con suma delicadeza, dejando el alma al descubierto, y esa inocencia que casi siempre padecen las víctimas. Es una tragedia porque así fueron esos años y el destino de sus personajes. Sin embargo hay toques, momentos, de humor. La obra es tal vez demasiado larga, alrededor de dos horas más un intermedio de 15 minutos. Excelente diseño de luces de Carlos Repilado, al igual que el vestuario de Gema Valdés. Todas las actuaciones fueron sobresalientes el día del estreno, lo cual es normal con ese elenco, más con dos monstruos de la actuación en escena: Zully Montero y Anna Silvetti. Sin embargo, es preciso destacar la labor de Ariel Texidó, de Alexa Kuve, y sobre todo de esa maestra de maestros que es Teresa María Rojas. Un bravo por ella.

 

Al final, ya idos los gringos, Belén se pasea sola y llega un joven (Alexei Reyes), se miran, se entienden, y se van juntos. Bonito final que se me antoja esperanzador.

 

‘El color del deseo’ de Nilo Cruz, bajo su dirección en una producción de Alexa Kuve para Arca Images y Miami Dade County Auditorium, en el On Stage Black Box (2901 W Flagler St.). Funciones de jueves a sábados, 8:30 p.m. y domingos, 2 p.m. Para más información: 786-327-4539.

 

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/entretenimiento/teatro/article43835025.html#storylink=cpy

 

TOP

Revista Viernes

 

 

La obsesión de un empresario americano por el recuerdo de la mujer que lo abandonó sirvió de pretexto al dramaturgo Nilo Cruz, Premio Pulitzer 2003, para reflexionar sobre un período clave en la historia de Cuba: el fin de las relaciones con Estados Unidos y la inminente llegada del régimen comunista.

 

El color del deseo es una coproducción de Arca Images y el Miami Dade County Auditorium que se presentará en On.Stage Blackbox del teatro, bajo la dirección del autor.

 

Cuenta con las actuaciones de Alexa Kuve, Ariel Texidó, Zully Montero, Teresa María Rojas, Anna Silvetti, Roberto San Martín, Serafín Falcón, Andy Barbosa y Alexei Reyes.

 

 

‘El color del deseo’, la obsesión de un empresario de EEUU por una cubana

Arturo Arias-Polo

aarias-polo@elnuevoherald.com

Fotos: José A. Iglesias el Nuevo Herald

 

“La obra transcurre en 1960, año en que Cuba está al borde de un cambio irrevocable”, explica Cruz, quien escribió el texto a partir de un estudio que realizó en la Universidad de Miami sobre la realidad cubana de la época.

 

Para recrear la atmósfera “calurosa y militarizada” que describe la trama el director se apoyó en los diseños de Fernando Teijeiro (escenografía), Gema Valdés (vestuario) y Carlos Repilado (luces).

 

La banda sonora, del propio director, incluye Aquellos ojos verdes, en la voz de Nat King Cole y Mambo No. 8, de Pérez Prado, entre otros temas.

 

El color del deseo tuvo su estreno mundial, en inglés, en Actors’ Playhouse, de Coral Gables, en el 2010.

 

La traducción al español estuvo a cargo de Cruz y Teresa María Rojas.

 

“En el cierre de la obra original aparecía un militar cubano”, recuerda el director. “Pero como las relaciones entre Estados Unidos y Cuba han dado un giro sorprendente, cambié el personaje por un americano que muy bien pudiera ser un turista de ahora”.

 

‘El color del deseo’. On.Stage Blackbox del Miami Dade County Auditorium. 2901 W Flager. Desde el 5 hasta el 15 de noviembre. Funciones: jueves a sábados, 8:30 p.m. Domingos, 2 p.m. Informes: 305-547-5414 y arcaimages.org. La función dispone de supertítulos en inglés.

TOP

Miami’s Pulitzer Prize-winning playwright Nilo Cruz is teaming again with Arca Images to present another of his works in Spanish.

 

El color del deseo (The Color of Desire) will open Thursday at 8:30 p.m. at Miami-Dade County Auditorium’s On.Stage Black Box, where it will have six performances through Nov. 15. The play, which had its English-language world premiere at Actors’ Playhouse in Coral Gables in 2010, is set in Havana at the turbulent end of 1960. In El color del deseo, an American businessman meets an actress, whom he hires to play his lost love.

 

One actor from the world premiere production, Teresa María Rojas, will appear in the new version along with Alexa Kuve, Zully Montero, Anna Silvetti , Ariel Texidó, Roberto San Martín, Andy Barbosa, Serafín Falcón and Alexei Reyes. Cruz is staging the production.

 

The play, which will have simultaneous translation in English, has performances at 8:30 p.m. Nov. 5-7 and Nov. 12-13, 5 p.m. Nov. 15. Tickets are $30 ($25 for students). Enter the On.Stage Black Box from the parking lot area of the auditorium, 2901 W. Flagler St., Miami. Call 786-327-4539 or visit www.arcaimages.org.

 

Alexa Kuve stars in Nilo Cruz’s ‘El color del deseo’ (‘The Color of Desire’) at Miami-Dade County Auditorium’s On.Stage Black Box.

TOP

Ticket purchases and

donations are non-refundable

Become a Friend

Donations

Mission & History

Who is Who?

Past Productions

Non-profit arts service and presenting organization

Powered by KleverGuerrero.com

Non-profit arts service and presenting organization

Powered by KleverGuerrero.com